Francisco Pascual

Francisco Pascual

Escritor
Ver más

Publicaciones

Las publicaciones pueden adquirirse en los enlaces de las editoriales o bien contactando con el autor aquí a través del formulario.

El cuarto de jugar

Comienza a guardar todos los juguetes tal y como le enseñó su madre, cada cosa en su sitio, en su caja, para que no se estropee. Es terrible cómo la echa de menos, ella solía acompañarle muchas veces y participaba en sus fantasías; era maravillosa, cuántos ratos inolvidables pasaron juntos …

Huellas en la arena

La playa solitariale da intimidad y cobijoesta mañanahelada y ventosa. Anda descalzasobre la arena falsa y durade la orilla,ignora el frío.Su mirada perdidallora el anhelo,sus lágrimas delatanla lejanía del ser. Ojalá pudiera retener el llanto,no mostrarse débil,ya lo ha ocultado bastante,es hora de proclamarsetal como es. El sol naciente,luz helada …

Es como siempre

Por las mañanas, no hay nada más delicioso que el aroma del café recién hecho. Con los ojos cerrados, aspira profundamente y sonríe con complacencia; nota como la boca se le hace agua. Añadirá al café una nubecilla de leche y lo acompañará con un par de gruesas rebanadas de …

Una de juicios

 El fiscal entra en la sala precipitadamente, se le ha ido el santo al cielo y llega tarde a la vista. Respira hondo para recuperar el aliento, se ajusta la toga y dirige su fría mirada contra el acusado. En la sala no se oye ni el vuelo de una …

Una lucha desigual

Llevaba horas peleando a brazo partido con su ordenador. Era una batalla incruenta, pero no por ello menos dramática. La angustia se reflejaba en su demacrado rostro; unas violáceas ojeras colgaban de sus párpados. Los programas parecían haber tomado vida propia y campaban a sus anchas por la pantalla. Los …

La definitiva

El calor es insoportable, tengo tanta hambre y sed que no sé cómo consigo resistir, pero la determinación y la cabezonería me mantienen en vilo. El lugar parece el ideal, esta vez no fallaré, ya estoy harto de que me miren como a un idiota, de ser el hazmerreír de …

Si…

Sino desfallecemosen medio de la vorágine,cuando se desata la tormenta perfecta,cuando la desesperanzacampa a sus anchasy es dueña y señorade vidas y haciendas. Sinos afanamos en buscarel brote verde,ese botón a punto de estallar de vida,el rayo de sol,aunque frío y desvaído,que pueda colarse entre las nubes. Siintentamos ayudar al …

Prohibido

Las olas acarician la orillasuaves, lujuriosas.El sol se adivina por el horizonte,sus primeros rayosiluminan las dunas,testigos mudosde una noche de amor y de pasiónsin medida. La hoguera se apagó,agotada,los amantes tiemblande miedo y de frío.El nuevo día se muestra engañosobajo su manto de paz;deberán responderpor sus culpas,por su amor prohibido. …

La luz apagada

La luz sigue apagada,ni el mínimo pábilo asoma,la mente está oscuray el papel inmaculado. Intento escrutar en las tinieblas,extraer algo del vacío,del desierto existencial,de la cruel nada. Elijo palabras, busco conceptos,miro por los rincones,rebaño las ideasgastadas y secas.Pero el erial no florece,no es la primera vez,todo llegará. La lluvia regará …

Cuando

Cuando mires atrás de reojoverás lo que se ha ido quedando,comprobarás que aquellos añosque se suponen venturososcontienen las dos caras,lo bueno y lo malo,la verdad y la mentira,la tiniebla y la luz,que de todo ha habidoen la viña del señor. Cuando llegues a ese lugardonde las palabras huecasya no convencen …

Contacto