El desliz

Yago se asombraba al ver cómo se estaba aplicando a las tareas del hogar como si no hubiera ocurrido nada, como si la noche anterior hubiese sido una balsa de aceite, y casi ardió Troya.Tan temprano y el desayuno estaba listo. El aroma a café recién hecho inundaba la casa, …

Ojalá que…

Ojalá que… Nunca se me nuble la razón ni se me borren los recuerdos. Siempre sea consciente de lo que soy y de dónde vengo. Siempre mire al futuro con optimismo. Siempre vea el vaso medio lleno. Nunca se apague la llama de la escritura.